lunes, 19 de marzo de 2012

EN LA ESPERA









Le encantaba sentarse en los bancos de aquel paseo lleno de Platanus hispanicas, mirar esa especie de "baile" de sus ramas, y disfrutar de ese sol que despide el invierno...Cerró un poco los ojos, y de repente notó cómo alguien le rodeaba los hombros. Miró a izquierda y derecha, no había nadie...hacia arriba...una de las ramas había bajado y se había apoyado en su espalda. Tranquila, pensó, déjate llevar que ésto tiene que ser un sueño...y el árbol le empezó a hablar...


-Disculpa, es que mientras esperamos a que vuelvan las hojas nos sentimos muy solos...


-Entiendo, contestó ella, pero en fin, es el ciclo vital, el otoño se las lleva, inevitablemente...


-Eso es lo que cree todo el mundo, contestó él, pero se marchan ellas porque quieren, luchan por despegarse, por echar a volar aunque sea unos segundos, sabemos que es culpa de los pájaros, con todas esas historias que les cuentan sobre ser y sentirse libres.


Algunas -prosiguió-, las más impacientes, se retuercen y se lanzan a la menor ocasión. Pero otras, esperan a que se levante esa brisa que las haga volar, bailar, hacer remolinos, ir, venir, y con suerte, llegar al agua, y seguir la travesía, aunque sea unos minutos más.


Nosotros, las miramos con nostalgia, y anhelamos su regreso...Resignados, buscamos otros quehaceres que no sea cuidarlas, bailamos a nuestra manera, unimos las ramas con formas bonitas, deseando que les guste cuando regresen y no quieran irse más, pero...Algunos árboles, ciegos por la locura del abandono, intentan seguirlas, y quiebran el suelo con sus raíces...otros, nos alegramos de haber crecido junto a un banco, y esperamos que el sol empuje al humano a sentarse, a cerrar los ojos, y así, compartir sus sueños de primavera...

4 comentarios:

  1. que lindo todo eso... inspirador!

    ResponderEliminar
  2. Querido Alex, muchas gracias, las historias surgen, de repente, y aquí he preparado mi sitio para contarlas, de manera sencilla, y con la alegría de encontrar a los amigos pasando por aquí, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito, Nes, cómo me ha gustado!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito, Nes, cómo me ha gustado!

    ResponderEliminar